Sé más rápido

Logra tus Objetivos

Siéntete Genial

Pásalo Bien


Fastskin

IQfit

Biofuse

Speedo Sculpture

Endurance


Conoce a los atletas, navega por las secciones de En Forma y Bienestar y perfecciona tu técnica con consejos profesionales

Consejos y Advertencias

Programa ‘Aprende a nadar’, Parte tres: ¡Coge confianza!

Aprender a nadar

¿Nadar como un perrito? ¡Bah! ¡Es hora de aventurarse! Esta última fase enseñará al pequeño a desarrollar una brazada fuerte y un movimiento de piernas confiado. Aunque todavía tienes que supervisarlo en todo momento, buceará y nadará en una gran variedad de estilos. “Ahora es el momento de empezar a desarrollar la técnica de nado y de tener más confianza bajo el agua”, asegura Rebecca Adlington, medallista olímpica.

Actividad 1. Nadar como un perrito

Esta habilidad de nado básica servirá para que  tu bebé mantenga la cabeza fuera del agua. Empieza en una parte de la piscina que tenga profundidad. El pequeño debe estar erguido, con su cabeza fuera del agua. Después, tiene que levantar sus pies desde el fondo de la piscina y ponerse de puntillas rápidamente, ayudándose así a estar en el sitio. Debes estimularle y hacer que use sus manos para ayudarse a empujar hacia abajo en el agua, manteniendo los dedos cerrados.

Ayuda de la Sea Squad: Gafas

Actividad 2. Creando formas

Con equilibrio, movimiento e imaginación, esta tarea convertirá al pequeño en un acróbata acuático. El reto está en crear una serie de formas mientras se mantiene a flote.

Recostado sobre su espalda en el agua, debe mantener su cadera cerca de la superficie, con la barriguita hacia arriba y orejas sumergidas. Después, debe estirar los brazos y abrir las piernas, en forma de estrella. Manteniendo el equilibrio, ahora debe mover sus piernas al mismo tiempo, mientras mueve los brazos hacia arriba. El objetivo es que parezca un cohete. Y ahora, te toca a ti: ¡Prueba nuevas formas con tu pequeño!

Una vez domine los movimientos, prueba a hacer la actividad de nuevo, pero esta vez flotando sobre su barriga y su pecho, con la cabeza mirando hacia el fondo de la piscina.

Ayuda de la Sea Squad: Gafas

Actividad 3. ¡A bajar!

Aprender a bucear puede asustar un poco al niño, pero esta tarea le ayudará a encontrar la confianza que necesita para sumergirse. Primero, deja en el fondo palitos y aros de buceo. Con las gafas puestas, el niño debe flexionar sus rodillas y meter la cabeza en el agua para encontrarlos en el suelo de la piscina. Anímale a que use las dos manos para agarrar los objetos y para que los coja de uno en uno.

Cuando se sienta confiado con esta actividad, haz la prueba y trata de averiguar cuántos puede coger sin utilizar las gafas.

Ayuda de la Sea Squad: Gafas, Palitos de buceo, Aros de buceo.

Actividad 4. Sumergiéndose

Ahora el niño está listo para empezar a bucear utilizando las gafas, así como para deslizarse, coger objetos y sujetarse. Estas habilidades le ayudarán a perfeccionar su técnica. Busca una parte del agua que le llegue, aproximadamente, hasta los hombros y haz que se ponga las gafas. Después, tiene que apoyarse en la pared de la piscina, estirar los brazos hacia delante y unir sus manos.

Inclinándose hacia delante, el niño debe impulsarse y deslizarse hacia abajo, moviendo su cadera hacia arriba, para ayudar a que su cabeza y sus manos se sumerjan. Sus brazos deben estar por encima de las orejas mientras alcanza el suelo de la piscina y coge el juguete hundido, agarrándolo con las dos manos, al tiempo que mueve sus piernas para volver a la superfície.

Ayuda de la Sea Squad: Gafas, Palitos de buceo, Aros de buceo.

Actividad 5. Diez metros de crol frontal

Esta tarea ayuda al niño a que consiga un movimiento de piernas potente, esencial para todas las técnicas de la natación. El truco consiste en no salpicar ni una gota.

Flotando con la barriga en el agua, el niño estira los brazos hacia delante, sosteniendo el borde de un flotador Minikick. Antes de empezar con el movimiento de piernas, debe ponerlas rectas y juntas, con los pies de puntillas y los hombros relajados. Anímalo a que mire hacia delante y mueva las piernas, para comenzar a desplazarse.

El siguiente paso es probar este movimiento con la cara bajo el agua, cogiendo aire a un lado y cada dos impulsos.

Ayuda de la Sea Squad: flotador Minikick, Gafas

Actividad 6. Nadar a un brazo e impulso para el crol frontal

Tu pequeño ya es un professional en eso de impulsarse con las piernas, por lo que es hora de introducir sus brazos en la ecuación.

De nuevo, sosteniendo un flotador Minikick justo enfrente y con la cara sumergida, debe alzar la cadera y mantener el cuerpo recto.  Ahora debe dejar caer un brazo y usarlo para recuperarse, manteniéndolo cerca de pies con cada movimiento de piernas.

Anímalo a que coja aire por uno de los lados mientras su codo sale del agua, seguido del resto de su brazo. Para recuperarse otra vez’, debe mantener la palma hacia fuera con los dedos juntos, girando su cara en el agua mientras desliza su mano y su brazo otra vez hacia dentro, con el pulgar en primer lugar. Haz que siga practicando: el objetivo es que nade 10 metros cada vez.

Ayuda de la Sea Squad: Minikick, Gafas

Actividad 8. Espalda solo con movimiento de piernas (10 metros)

A diferencia del crol frontal, no puede ver si está nadando a espalda. Por esta razón, debes explicarle al niño que tiene que llevar cuidado para no golpearse con las paredes o con otras personas que estén nadando. Para empezar, el niño estará flotando sobre su espalda, abrazando un flotador Minikick  sobre su pecho (utilizando las dos manos). Mantén su cuerpo flotando y sus piernas relajadas y estiradas. Para ayudarle a nadar recto, pídele que mire hacia arriba, para buscar un punto en el techo (como una línea de azulejos, por ejemplo) y que la siga mientras se mueve. Ahora, haz que empiece a mover las piernas, recordándole que poga los pies de puntillas y mantenga las piernas rectas.

Ayuda de la Sea Squad: Minikick, Gafas

Actividad 9. Espalda con brazada y movimiento de piernas (10 metros)

Esta tarea enseña al niño a “hacer el molino” con sus brazos, una habilidad esencial para nadar a espalda.

Flotando sobre su espalda, el niño sostiene un Minikick sobre su pecho, pero utilizando únicamente un brazo. El siguiente paso es que saque el otro brazo del agua (recuerda: el pulgar tiene que salir primero), manteniéndolo recto y cercano a su costado. Cuando su mano esté justo arriba, debe girar su muñeca, para que la palma de su mano mire en dirección opuesta a él y sumerja de nuevo el brazo. Ahora el meñique es el dedo que entra en primer lugar. El objetivo es que saque el brazo del agua para completer un gran círculo. Repite este “molino” circular y anima al niño para que lo haga durante 10 metros.

Actividad 10. Nadar a espalda: movimiento complete (10 metros)

Los movimiento de “molino” son fantásticos para nadar. ¡Imagínate lo que puedes hacer con dos a la vez! Explícale al pequeño que, utilizando los dos brazos, nadará rápido y se mantendrá recto. Esto hará que nadar a espalda sea muy divertido.

Flotando sobre su espalda, el niño debe mantener las piernas rectas, los pies de puntilla, la mirada hacia arriba y el cuerpo plano. Ahora haz el movimiento de “molino” por turnos y de la forma más  delicada posible.  Tan pronto como un brazo entra en el agua, el otro sale, de manera que se mecen suavemente, de lado a lado, mientras nada. Debe practicar esto y tartar de conseguirlo durante 10 metros.

Ayuda de la Sea Squad: Gafas

¡Enhorabuena! Tu niño ha completado la tercera fase de nuestro programa ‘Aprende a nadar’. Continua practicando con él y disfrutando en el agua. Tu pequeño nadador disfrutará de su nueva habilidad durante muchos años.

¿Buscas más diversion y juegos?  Entra en el apartado ‘Aprende a nadar: diversion y juegos’ para encontrar más actividades acuáticas.

Descubre las tres frases del Programa para Aprender a Nadar de Speedo:

Etapa 1. ¡Empieza a salpicar!. Introduce a tu bebé en el agua por primera vez y ayuda a mejorar su confianza en la piscina con actividades divertidas, canciones y suaves movimientos

Etapa 2. ¡Empieza nadar!. Ayuda al niño para que aprenda a nadar como un perrito y a desarrollar sus actividades acuáticas a través de actividades y juegos que mejoren su confianza.

Etapa 3. Aumenta la confianza. Estimula a tu pequeño narador para que avance en sus habilidades de natación, con tres divertidos retos que le permitirán mejorar el buceo, la confianza en sí mismo, el crol y la brazada de espalda.

Productos relacionados
    Women's Digital Rippleback Swimsuit ...
    €58.00
    Comprar
    Swedish Goggle Black ONESZ
    €17.00
    Comprar

  • Comunidad

    ¿Necesitas inspiración? Únete a la comunidad y recibe consejos sobre disntos temas, desde técnica a entrenamientos.

  • Localizador de Tiendas

    ¿No encuentras lo que buscas ó necesitas hablar con un experto? Encuentra una tienda Speedo o el distribuidor autorizado más cer